Como se cambia la bomba de agua

En cualquier vehículo la bomba de agua se puede romper y por este motivo debes cambiarla cuanto antes para evitar sobrecalentamiento. Por esto si buscas los mejores recambios desguace audi los encontrarás en los despieces audi a3, porque tendrás los repuestos que necesitas a los precios más ajustados del mercado.

Pero, es probable que no sepas cómo cambiar la bomba de agua de tu vehículo por tu cuenta para evitar que el coste sea más elevado. Por este motivo, te invito a que sigas leyendo atentamente este post, porque encontrarás todo lo que necesitas saber al respecto.

Consejos para el cambio de la bomba de agua

Si no eres manitas, o simplemente quieres que un taller mecánico se encargue del cambio simplemente tendrás que llevar el coche a tu taller de confianza. Pero, allí el precio será más elevado y puede llegar a ser una reparación de hasta 1000 euros dependiendo de tu coche.

Por otra parte, en un desguace te encontrarás con un precio de 150 euros o menos por una bomba de agua de segunda. Para hacer el cambio por tu cuenta, tendrás que fijarte en los siguientes puntos que resultarán cruciales:

Bajando la bomba rota

Antes de comenzar, es importante que el coche esté completamente frío, porque así evitarás quemaduras con el líquido refrigerante. También es importante que esté elevado para facilitar el proceso, por lo que se aconseja dejarlo en posición desde la noche anterior.

Comienza por el drenaje del líquido refrigerante, y una vez que ya no salga más, debes desconectar las mangueras de la bomba de agua. Procede a quitar los tornillos de fijación y retira la bomba de agua del motor, asegurándote de dejar completamente limpia la zona y así lograr dejar el espacio listo para la instalación.

Instala la bomba de repuesto

Será el momento de instalar la bomba de repuesto que compraste, pero antes debes verificar que sea el mismo modelo exacto. Para instalarla en tu motor, simplemente debes colocarla en su sitio con los tornillos de fijación y conectar las mangueras asegurándote de dejar todo muy bien conectado.

Rellena el sistema con líquido refrigerante, y asegúrate de que no exista ningún tipo de fuga en el sistema. Enciende el motor para purgar el sistema y rellena el faltante de líquido refrigerante que sea necesario. Por último, simplemente deja el coche en reposo por 4 horas antes de usarlo, y ya estará listo el cambio de la bomba de agua.