Ventajas de afeitarse con una maquinilla clásica.

 

Cuando el plástico llegó a la industria de las máquinas de afeitar causó un impacto exuberante, en especial por motivó la producción en masa de máquinas desechables (porque se dañan rápidamente) a preciosos muy competitivos y cuya apariencia variaba según los gustos y los colores que prefirieran los usuarios.

Sin embargo, esta producción en masa no significó necesariamente una mejora en el afeitado diario de los hombres en todo el mundo, que normalmente superan los 1.200 millones.

Además, el usar un par de veces la máquina de afeitar y luego tirarla a la basura ha terminado por causar un grave impacto ambiental. Por eso hoy queremos hablarte acerca de las maravillas que puede significar que inviertas una suma considerable de dinero en una maquinilla clásica, de una sola cuchilla.

Así que presta mucha atención:

Ventajas de afeitarte con una maquinilla clásica.

Es una sola cuchilla.

Sí, aunque te parezca extraño porque estás acostumbrado a ver las maquinas de afeitar con varias hojas, la maquinilla clásica es de una sola hoja, muy resistente y que permite tener mayor manejo del corte en ángulos complicados o sitios estrechos o donde el hueso esté muy sobresalido.

Son duraderas.

La maquinilla clásica dura toda la vida, sus recambios son bastante económicos y reciclables, por lo que su impacto en el ambiente es muchísimo menor que las máquinas de afeitar de plástico.

Cuidan más tu piel.

¿Cuándo fue la última vez que te pusiste un baño caliente al afeitarte? ¿nunca verdad? Eso es porque las máquinas de afeitar de plástico han dejado atrás el cuidado de la piel al rasurarse, por eso siempre te irritas.

La cuchilla de las maquinillas de afeitar son súper filosas, por lo que su corte es al ras y no deberás pasarla varias veces para obtener los resultados que quieres. Por eso, cuida mucho más tu piel.

Dan un mejor acabado.

Todos nosotros alguna vez hemos acudido a un barbero por un acabado preciso, y hemos visto cómo saca una maquinilla de afeitar clásica y la usa en vez de una de plástico. Esto es por su filo y por su capacidad de permitir una simetría al afeitar que sería casi imposible con las máquinas de plástico.

¡Y hemos llegado al final! Y como verás, la gran ganadora es la maquinilla de afeitar, así que no dudes: si quieres un afeitado único y ecológico ¡corre a cómprarte una!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *