Las ventajas de vivir en una casa inteligente  

  Hoy en día y gracias al avance de la tecnología, se puede optar por casas inteligentes, esas que son comandadas a distancia mediante un sistema remoto por medio de un celular o cualquier otro medio de comunicación, cuya finalidad es brindar mayor confort y seguridad.

¿Qué es exactamente una vivienda inteligente?

Se habla de una casa inteligente cuando la misma ha sido diseñada para emplear la aplicación de los avances tecnológicos de forma práctica, con la misión de que los integrantes que la habitan puedan alcanzar una mejor calidad de vida.

Pero ¿cómo se logra esto? fácil, a través de un sistema computacional encargado de permitir el control total de la seguridad, así como de las distintas instalaciones y artefactos del inmueble. Lo mejor de estas viviendas inteligentes es que son ilimitadas las posibilidades de interactuar, además de que pueden adecuarse a las necesidades de sus habitantes.

¿Quieres saber qué cerradura elegir para que tu casa sea segura? Pues haz click aquí

Cuatro beneficios  de escoger una casa inteligente

Mayor seguridad:

Incorporar a la vivienda la tecnología de la información, denominada “Domótica”, permitirá controlar a distancia el sistema de alarma, lo cual proporcionará mayor seguridad al momento de detectar un posible robo. De hecho, aun cuando un delincuente intente cortar cables de energía o telefónicos, la casa permanecerá conectada vía microondas, pudiendo dar aviso a la empresa de seguridad contratada.

Interactividad con el hogar:

Por medio de un celular o internet el usuario podrá saber lo que está pasando en su casa, sin importar si se encuentra a miles de kilómetros de distancia. Mediante determinados sensores sabrá si existen inconvenientes donde se incluyen escapes de gas, inundaciones o principio de incendio, entre muchas otras situaciones.

Control de artefactos e instalaciones:

Otra de las ventajas de una casa inteligente es que permite encender o apagar la iluminación, calefacción, radio o televisor sin necesidad de estar en ella. Del mismo modo, es posible programar el cierre automático de ventanas, persianas, riego del jardín, y mucho más. Por ejemplo, en caso de que una persona con alguna discapacidad viva en el hogar, se tiene la alternativa de solicitar un sensor capaz de detectar una posible caída.

Ahorro de energía:

Este tipo de casa contribuye al ahorro energético, pues se regularán los artefactos que no se utilicen en un determinado momento, como un viaje de fin de semana o durante las vacaciones. Ahora que se saben los beneficios de habitar una casa inteligente, lo más seguro es querer vivir en una.

Conoce: Redes inalámbricas con Bluetooth, llega la competencia del WiFi

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *