El exorcista

El exorcista es una película basada en hechos reales, a través de un libro creado por el mismo productor, éste en su relato, contaba que el exorcismo si existió pero en un niño de 14 años.

Al joven para poder ayudar a su cuerpo en salir de ese trance, decidieron practicarle varias sesiones que duraron alrededor de 3 meses aproximadamente. Sin embargo en la pantalla se mostró otro trayecto.

Para lograr ejecutarla en el cine tuvo varios rechazos incluyendo los actores estelares de la época, al final pudo conseguir una adolescente que no era del medio artístico y un autor que solo trabajaba en obras de teatro.

Sin embargo sus actuaciones fueron indiscutible, llevando a cada uno de ellos en total éxito que hasta la época actual sigue siendo una de las mejores películas en cuanto a historia y efectos.

Cabe destacar que la película fue estrena en el año 1973, más de 45 años atrás, esto quiere decir que sus efectos hasta la fecha son considerados bien hechos en la trama.

La historia se lleva a cabo cuando el padre Merrin consigue una especie de amuleto que había en una estatua y pertenecía a un demonio que había desterrado un tiempo atrás.

Seguido de la trama, el padre Karras es el joven encargado de la iglesia del pueblo, un poco dudoso de su fe ya que su madre había muerto por una enfermedad terminal.

Sin embargo la historia se remonta en la casa de una actriz muy famosa que tiene a su hija Regan, una adolescente que presenta problemas de humor y series conductas que hace dudar a su madre.

La madre lleva a la hija hacerse una serie de exámenes, pensando que son hormonales pero un doctor le dice que puede ser un problema en el cerebro, hasta que todo estaba perfectamente.

El doctor le hace hincapié a la madre para que vaya con un sacerdote, ella con duda se arriesga, ya que no tenían más nada que hacer. Contactan a Karras y comienzan las sesiones.

El demonio tenía un idioma extraño y era el español al revés, hasta que dieron con el nombre de Merrin, el sacerdote que lo encerró en una oportunidad, pero éste sacerdote estaba ya un poco mayor y sufría del corazón.

Igual se dirige a la casa y se coloca junto a Karras a realizar la expulsión, el demonio comienza a jugar con los sentimientos del joven sacerdote y esto hace que debilite la ceremonia.

Al final Merrin muere de un infarto mientras que Karras es poseído por el demonio, se lanza del segundo y muere, la niña y su madre e van de ese lugar con el trauma ocasionado.